Texturas

Texturas, la expresión oculta

Los objetos que nos rodean tienen una textura, el verdadero reto se presenta que esa textura llegue a expresarnos una sensación que hasta el momento estaba oculta para nuestros ojos. Es decir, para transmitir aquello que queramos a través de la fotografía.

Cuando fotografiamos un objeto ó animal con una textura muy remarcada, nuestra fotografía toma cierto grado de detalle realista, ya que la imagen que hemos tomado provocará, en la mente del espectador, el sentido del tacto. Con lo que conseguiremos que sin tocar consigamos transmitir tridimensionalidad y volumen.

La mayoría de las veces pasamos por alto esos pequeños animales u objetos que, si dedicamos unos minutos a observarlos, nos sorprenden con estructuras que la propia naturaleza ha generado de una forma tan ordenada que rozan las perfección geométrica.

Para poder inmortalizar estas texturas, tan sólo tenemos que tener algo de paciencia y sobre todo un control exquisito de la luz, ya que en la mayoría de las ocasiones tendremos que jugar con las sombras para que el resultado final consiga transmitir la sensación del tacto a través de una imagen  a la mirada del espectador.

Difícil reto que os animo a practicar y a trabajar de forma contínua, ya que son muchas las ocasiones que por las condiciones del mar, ó bien porque creativamente no estamos inspirados en una inmersión, necesitamos resetear y relajar nuestra mente con otras técnicas que en la mayoría de las ocasiones sirven para recordar que siempre hay técnicas que tenemos olvidadas.

Durante una inmersión podemos encontrar multitud de texturas en distintos animales, y la mayoría de las veces nos sorprenderán las estructuras de formas y colores que jamás hubieramos descubierto, sino hubieramos dedicado esos minutos a observarlas.

El objetivo final es que el espectador es que experimente el sentido del tacto a través de una imagen…

Detalle de una estrella de mar

by asenent

Deja un comentario